La llegada “forzosa” del teletrabajo en muchas empresas debido al Covid ha supuesto también en muchas empresas la implantación del horario flexible. 

Todos somos conscientes de las múltiples ventajas que puede tener este horario para los empleados y para la productividad de la empresa.

Sin embargo, a veces puede parecer complejo llevar el control de las horas trabajadas por los empleados y respetar la ley.

En este artículo te damos todas las claves para que conozcas mejor en qué consiste el horario flexible, qué leyes hay que respetar y cómo puede ser mucho más sencillo su control.

Índice
En qué consiste el horario flexible en el trabajo?
Contexto legal en España
¿Cómo se aplica la flexibilidad horaria?
Tipos de flexibilidad horaria
Horario flexible flotante
Horario fijo-variable
Horario flexible libre
La semana de trabajo comprimida
¿Cómo controlar adecuadamente los horarios flexibles respetando la ley?

¿En qué consiste el horario flexible en el trabajo?

La flexibilidad horaria en el trabajo consiste en adaptar la jornada del empleado a sus necesidades con el objetivo de que haya una mayor conciliación entre su vida privada y profesional.

Para los empleados, implica un mayor equilibrio vida-trabajo, lo que aumenta su nivel de satisfacción y motivación. Esto supone para la empresa que la productividad aumente y que incluso se reduzcan los niveles de absentismo.

El derecho a solicitar la flexibilidad horaria está reconocido en el artículo 34 del Estatuto General de los Trabajadores y en el artículo 13 de la Ley del Teletrabajo.

Sin embargo, a partir del 12 de marzo del 2019 entró en vigor el l Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, que modifica el Estatuto de los Trabajadores para establecer la obligación de llevar un registro del inicio y fin de la jornada laboral flexible.

El objetivo de esta medida es garantizar el cumplimiento del horario y también facilitar el control de este por parte de la Inspección, evitando así que los empleados realicen horas extra no remuneradas.

Por otro lado, también recoge esta posibilidad de horario flexible el Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia.

¿Cómo se aplica la flexibilidad horaria?

Para implementar un horario flexible de una forma adecuada en el trabajo debes seguir estos pasos:

  • Evalúa el apoyo de los supervisores al trabajo flexible. Es fundamental que estén a favor.
  • Crea una política y unos términos de horario laboral flexible. Una vez los tengas redactados, compártelos con todos los empleados. De esta forma quedarán claras las condiciones de esta flexibilidad.
  • Define las obligaciones, tanto de gerentes como de empleados.
  • Mide el desempeño de los empleados por resultados. El trabajo flexible funcionará mejor si se mide la productividad de los empleados, en vez de las horas que trabajan.
  • Revisa el proceso y adáptalo. No tiene por qué salir todo bien a la primera, y los entornos son cambiantes, así que sé flexible en este sentido y mejora el proceso continuamente, adaptándolo a las necesidades y circunstancias de la empresa. Puedes realizar encuestas de satisfacción sobre los métodos implementados para revisar el proceso.

Tipos de flexibilidad horaria

Horario flexible flotante

Esta modalidad permite elegir al empleado la hora de entrada y de salida dentro de unos márgenes, existiendo determinadas horas en las que tendrá que permanecer en su puesto.

Por ejemplo, la franja horaria de trabajo puede ser entre las 8 de la mañana y las 7 de la tarde, pudiendo decidir dentro de ese horario a qué hora entrar y salir, siempre que se respeten las 8 horas de trabajo.

En esta modalidad también es factible que, si su jornada es de 9 horas, un día realice 8 y otro 10 para compensar.

Horario fijo-variable

Como en el caso anterior, se ofrece a los empleados distintos horarios de entrada y de salida. La diferencia es que el horario escogido será obligatorio para todos los días. 

Aunque a simple vista puede parecer algo rígido, permite conciliar la vida laboral con la familiar adecuando el horario al colegio de los niños, por ejemplo.

Horario flexible libre

En esta fórmula de flexibilidad horaria es el empleado el que gestiona su horario como mejor le convenga, pero es fundamental cumplir los objetivos marcados por la empresa.

Es decir, que si por ejemplo el empleado cumple con los objetivos diarios en 7 horas en vez de en 8, no habría problema.

La semana de trabajo comprimida

Este tipo de arreglo flexible permite a los empleados tener períodos más largos de descanso. Es el famoso fin de semana de 3 días.

Es decir, que las personas trabajan cuatro días hábiles de 10 horas seguidas y luego se toman 3 días de descanso. 

El Gobierno español también ha propuesto que se someta a prueba la jornada laboral de 4 días a la semana, con un total de 32 horas de trabajo.

Esto puede ser muy beneficioso para los empleados, al  tener más tiempo para actividades personales o para ahorrar dinero en costes de traslado y / o cuidado de niños.

¿Cómo controlar adecuadamente los horarios flexibles respetando la ley?

El nuevo apartado 9 del artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores exige expresamente el registro de la jornada laboral, exista horario flexible o no.

Aunque ha causado cierta polémica, este apartado tiene como fin que se respeten las horas de trabajo del empleado, y en el caso de que realice horas extras, se contabilicen.

Por eso, se puede valorar la utilización de herramientas de software, permiten a las empresas contabilizar las horas trabajadas de una forma sencilla y eficaz, respetando las obligaciones legales.

Las ventajas son claras:

1. Se cumple con la normativa vigente, evitando posibles sanciones.

2. Mejora la organización del trabajo, ya que se tiene en todo momento acceso a la información del horario de trabajo, vacaciones y bajas de los empleados, lo cual ayuda a la planificación.

3. Supone un ahorro de tiempo y dinero. Al automatizar el proceso, no es necesario que una persona inserte manualmente estos datos, lo cual evita errores humanos y que se tenga que invertir tiempo y dinero en estas gestiones.

4. Facilita el cálculo de nóminas y el  registro de horas extras, de manera que se garantiza que los empleados sean remunerados según las horas trabajadas.

esencial-RRHH-blog-es