El ERTE fue una de las medidas más importantes que presentó el gobierno para paliar los efectos de la pandemia. Hace algunos días, se anunció la prórroga de esta medida hasta fines del 2021, con lo cual seguiremos escuchando este término. 

Muchos artículos tratan el tema de los ERTES en general, nosotros vamos a enfocarnos en las vacaciones de los empleados afectados: ¿cómo los ERTEs impactan al derecho a vacaciones de los empleados y cómo agilizar la gestión de ausencias de su empresa? Aquí tienes las respuestas.

Índice
¿Cómo los ERTEs impactan al cálculo de vacaciones de un empleado?
¿Puede un empleado tomar vacaciones durante un ERTE?
¿Qué pasa con las vacaciones que coinciden con un ERTE?
¿Cómo gestionar las ausencias y vacaciones de los empleados afectados?

¿Cómo los ERTEs impactan al cálculo de vacaciones de un empleado?

Existen dos tipos de ERTE: el ERTE de suspensión y el ERTE de reducción de jornada. En estos dos casos, las vacaciones no se calculan de la misma manera:

Mientras el empleado esté en ERTE de suspensión de contrato, pierde su derecho a vacaciones y por lo tanto no genera días hasta que vuelva a trabajar. 

Cuando la situación vuelva a la normalidad, tendrá de nuevo derecho a mínimo 2.5 días naturales de vacaciones por mes, como lo establece el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores.

En cambio, al empleado en ERTE de reducción de jornada le corresponde la misma cantidad de vacaciones que si no estuviese afectado por la medida.

¿Puede un empleado tomar vacaciones durante un ERTE?

El empleado en ERTE de suspensión pierde su derecho a vacaciones, entonces debe esperar que se finalice el periodo de ERTE para tomar vacaciones. 

No obstante, el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores estipula que las vacaciones se tienen que disfrutar dentro del año en el cual se generaron, sino se pierden. Por lo tanto, aunque siga en ERTE, deberá tomar los días que tiene pendientes para disfrutar antes de fin de año. Ten en cuenta que la empresa tendrá que retribuirlo a la plantilla durante el periodo de descanso a fin de pagarle sus vacaciones.

El empleado en ERTE parcial puede tomar días de descanso durante el periodo de ERTE. Sin embargo, su sueldo durante sus vacaciones será menor, ya que sus horas de trabajo se vieron reducidas. En otras palabras, la empresa solo pagará a su empleado la parte proporcional según lo que fue establecido en el ERTE, y la otra parte la pagará el SEPE en caso de que el empleado haya realizado una solicitud de prestación por desempleo.

¿Qué pasa con las vacaciones que coinciden con un ERTE?

A partir del momento en que un empleado entre en ERTE de suspensión, todas las vacaciones ya planificadas se ven canceladas. Si la empresa manda al ERTE total a un empleado mientras está de vacaciones, dichas vacaciones se interrumpen y solo se descuentan los días disfrutados.

En ERTE parcial, se mantienen las vacaciones ya planificadas y en el caso de que un empleado desee aplazarlas, tendrá que negociarlo con su empleador.

Si dudas en imponer vacaciones a tus empleados para ajustar todavía más los costes, lee nuestro artículo sobre este tema.

¿Cómo gestionar las ausencias y vacaciones de los empleados afectados?

Para que tus equipos de trabajo se organicen de la mejor manera posible, es necesario que publiques el calendario de todos tus empleados, de tal modo que cada uno sepa quién está en ERTE total o parcial. Además, al conocer los horarios de sus compañeros, tu personal podrá anticiparse y repartir el trabajo de otra forma. 

Puedes compartir el planning en una hoja de cálculo, o mejor, usar una herramienta en línea que lo actualice automáticamente. Con Figgo, nuestro software de vacaciones y ausencias, los empleados pueden también solicitar vacaciones en cualquier lugar desde la app o la interfaz web, que podrás luego exportar a la nómina. 

New call-to-action