En las empresas del sector privado que pudieron implementar el teletrabajo, algunas encuestas indican una tasa de satisfacción de los empleados del 80%. Sin embargo, pocas empresas están dispuestas a implementar el teletrabajo o seguir ofreciéndolo a su personal una vez la pandemia detrás de nosotros.

La reciente cobertura mediática del teletrabajo, a menudo centrada en sus efectos negativos (aislamiento, supervisión del personal difícil, extensión de la jornada laboral …), podría explicar por qué las empresas desconfían en este método de trabajo. No obstante, en este artículo te demostramos que estos obstáculos son fácilmente superables.

Índice
Sería demasiado complicado implementarlo
El teletrabajo tendría un impacto negativo en el trabajo en equipo
Los teletrabajadores serían menos productivos

Sería demasiado complicado implementarlo

El teletrabajo está regulado por la nueva ley 10/2021, de 9 de julio, de trabajo a distancia. Un acuerdo de teletrabajo (su contenido está detallado en el artículo 7 de la ley 10/2021) debe firmarse entre el empleado y la empresa, y esta última debe cumplir sus obligaciones: garantizar la desconexión digital, llevar el control horario de los teletrabajadores, prever medidas de protección contra la discriminación y los riesgos laborales y proporcionar equipos de trabajo. Todo lo que tienes que saber sobre esta nueva ley está en este artículo.

Es verdad que, además de estas condiciones legales, todavía tienes que superar unos obstáculos:

1. Convencer a tu dirección

Los empresarios se enfocan ante todo en el aspecto estratégico de un proyecto. Antes de aceptar la implementación del teletrabajo, tu director querrá saber cuánto costará, cuánto tiempo tomará dicha implementación y cuál será el retorno sobre inversión.

  • Sé transparente sobre los gastos relacionados con la implementación del teletrabajo;
  • Presenta los beneficios que has identificado: aumento de la productividad y del rendimiento de los empleados, retención del talento, etc. ; 
  • Propón un periodo de prueba del trabajo a distancia.

2. Asumir el cambio de organización

  • Prevé conversaciones con los sindicatos de trabajadores e implícalos desde el principio de la implementación.

3. Tomar en consideración la opinión del personal

  • Define una política de teletrabajo e informa a tu personal sobre su contenido y las modalidades de trabajo a distancia;
  • Favorece la comunicación: muéstrate disponible para conversar y presenta de manera oficial la política de teletrabajo de tu empresa a tus empleados.

La implementación del teletrabajo trae algunas dificultades pero no son difíciles de superar. Mejor no ir a contracorriente con las necesidades de tus empleados y tenerlos satisfechos y productivos.

El teletrabajo tendría un impacto negativo en el trabajo en equipo

El éxito de la implementación del teletrabajo dependerá de cómo la empresa adapte su organización y sus métodos de comunicación. Debajo encontrarás algunos consejos para que tus mánagers puedan gestionar a sus equipos remotos.

1. Fomentar la comunicación a distancia

Tus mánagers tienen que organizar su tiempo y el de sus equipos de manera distinta y utilizar prácticas adaptadas al teletrabajo:

  • Desarrollar una cultura de feedback: valorar, dar su opinión (comentarios, agradecimientos, recuentos formales…);
  • Organizar momentos de charlas informales por videollamada (pausa de café virtuales…), para mantener los vínculos dentro de un equipo y conocer el estado de ánimo de cada uno;
  • Reducir el tiempo de las reuniones de 1 hora a 45 minutos, a fin de dejar 15 minutos a los empleados entre 2 videollamadas.

En Lucca, los empleados expresan su estado de ánimo mediante la aplicación “Niko-Niko” (lo que significa “sonreír” en japonés). De esta forma, los mánagers pueden identificar a los empleados estresados o deprimidos y prevenir situaciones de riesgos psicosociales.

2. Comprometer a sus equipos de trabajo

Cuando tus empleados estén trabajando desde su casa, ellos mismos gestionan su carga de trabajo. Para que tus mánagers se aseguren de que estén comprometidos en los retos de la empresa, deben: 

  • Definir objetivos claros para lograr, a fin de responsabilizar cada una de las personas que supervisan y poder medir su progreso;
  • Establecer objetivos a nivel de equipo para favorecer el trabajo en equipo.

Con un software de evaluación del desempeño, es todavía más fácil seguir los objetivos de los empleados, evaluar su rendimiento y facilitar la comunicación entre mánagers y equipos. 

Click me

Los teletrabajadores serían menos productivos 

Lejos de sus mánagers, los empleados podrían procrastinar. También podrían hacer el doble de trabajo. En efecto, por miedo a dar la impresión de aprovechar la situación, los empleados podrían hacer horas extras.

En realidad, un empleado remoto es, como ya lo indicamos, satisfecho con el teletrabajo y en promedio 15% más productivo.

La lista de beneficios que brinda el trabajo a distancia a favor del bienestar de los empleados es larga, ya que permite:

  • Reducir el cansancio y el estrés relacionados a los trayectos casa-trabajo (sobretodo en las grandes ciudades);
  • Reducir el absentismo laboral y los retrasos, por las mismas razones;
  • Tener un horario más flexible;
  • Aumentar la concentración, por trabajar en un lugar más tranquilo y tener menos reuniones;
  • Lograr el equilibrio laboral y personal;
  • Incluir mejor a las personas con discapacidad.

Todos estos beneficios motivan a los empleados remotos, por tener la sensación de ser respetados y estimados. 

Puedes hacer de la crisis una oportunidad para probar el teletrabajo. Ahora sabes de qué dependerá el éxito de su implementación, y para evaluar tus métodos, no dudes en realizar encuestas a fin de conocer la opinión de tu personal sobre los cambios que has puesto en marcha.

Kit-5-modelos-de-formulario-listos-para-tus-managers